¿QUE ES UN EGREGOR?

“UNA EXTRAÑA CAMIONETA BLANCA…”


Egrégor, palabra del griego antiguo que significa ángel. Es el nombre que se les da a ciertas manifestaciones energéticas colectivas humanas donde se han vertido la suficiente atención y energía hacia determinados intereses específicos.
Conforme mayor atención, emoción y energía se le brinde a este o aquel interés, mayor será el poder del egrégor. También es perfectamente descifrable por lógica, que mientras mayor sea el número de personas mayor será el alcance y poder del mismo.
Podemos citar ejemplos muy conocidos, que el lector para estas alturas ya estará sospechando:
Televisión, cine, teatro, congregaciones religiosas, eventos empresariales, publicidad, la política o eventos políticos y ni hablar de los recitales de música masivos y grandes eventos deportivos son el caldo de cultivo de estas entidades energéticas que encuentran su alimento en todos aquellos individuos que forman parte de ese colectivo humano.
El futbol es, a las claras, un férreo ejemplo del tema que estamos abordando, pues cumple con las pautas necesarias para la formación de egrégores. Tenemos un “interés específico” que es el partido en cuestión donde juega nuestro equipo favorito, o el seleccionado inclusive, y tenemos también el colectivo que es la “hinchada”. En el sitio www.bibliotecapleyades.net se hace mención de un ejemplo bastante esclarecedor del funcionamiento de los egrégores en esta clase de eventos y que colocaremos a continuación para mayor comodidad del lector.
A. es un hombre muy fanático del equipo X.
No es una persona violenta en su vida cotidiana.

X. tiene un egregor XX compuesto de un grupo de gente poco tolerante a sus rivales, agresivos, violentos y hostiles.
El fanatismo del individuo A lo hace comulgar con el egregor XX.

El egregor XX devuelve a A sus características, dentro de las cuales está una marcada hostilidad y violencia hacia los rivales. Influido de tal manera por la energía colectiva hija de aquella identificación primaria, A será un individuo hostil y hasta violento.

Fuera del entorno que hace manifestar al egregor XX, A seguirá siendo un individuo absolutamente normal.
Queda a criterio de cada lector encontrar sucesos de similares características tanto en lo cotidiano así como también en los últimos tiempos.
Para finalizar este pequeño informe queremos compartir con ustedes un podcast llamado Al filo de la realidad. Un programa dirigido por el parapsicólogo Gustavo Fernández donde se aborda más profundamente esta temática (entre otras) e incluso se habla de un “viejo conocido” egrégor, la siniestra camioneta blanca que tanto ha acechado barrios, colegios y plazas.
Aquí el programa:
http://www.ivoox.com/afr-n-149-el-egregoro-camioneta-audios-mp3_rf_4637162_1.html
Una reflexión a modo de despedida. ¿Que tanto nos influencian los medios masivos? ¿Qué repercusiones ocasionan en nuestras mentes los constantes bombardeos mediáticos y publicitarios? ¿Qué tan coherentes de pensamiento creemos ser cuando nos vemos sumidos en una masa de gente desesperada?

Es bueno recordar que la mayor arma que tienen los poderes contra el pueblo es el miedo.

Deja un comentario